INICIO PERFIL PROFESIONAL CONTACTO LESIONES VOCALES CUIDADO DE LA VOZ VOZ CANTADA PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE VOZ

CUIDADO DE LA VOZ

NORMAS PARA EL CUIDADO DE LA VOZ

Evitar hablar con ruido ambiente.-
El ruido ambiente es lo que más perjudica la voz ya que nos obliga a hablar a un volumen por encima de ese ruido; cuando al ruido se le suma la polución del ambiente (humo) y la irritación interna (alcohol) se tienen las peores circunstancias para emitir la voz. En una discoteca baile mucho y hable poco.

No hablar por encima de nuestras posibilidades.-
Cada persona tenemos una capacidad de resistencia al habla que depende de nuestras características personales y del entrenamiento vocal que tengamos. Cuando se sobrepasan esos límites aparece la disfonía o nos predisponemos a padecer enfermedades vocales. Por lo general, se puede hablar 4 horas y cantar 2 horas diarias.

Utilizar bien los recursos vocales.-
Esto incluye no hablar agotando todo el aire de los pulmones o a un volumen excesivo (se nos notan las venas del cuello). Cuando esto ocurre significa que gritamos o agotamos el aire. Cuando se notan las venas del cuello significa que hay tensión muscular que se transmite a las cuerdas vocales. Da la impresión como si hablásemos llevando un gran peso en los brazos.

Evitar los tóxicos (tabaco).-
El humo del tabaco es el principal elemento tóxico para puesto que además de la irritación provoca sequedad. Ocurre algo semejante con el alcohol. El tabaco y el alcohol juntos, de forma prolongada, potencian sus efectos negativos. Más de 4-5 pitillos al día provocan metaplasia de la mucosa

Buena hidratación.-
Las cuerdas vocales necesitan estar bien lubrificadas con una delgada capa de moco para poder vibrar de forma eficiente. Las bebidas alcohólicas y la cafeína disminuyen la lubricación. La mejor lubricación puede lograrse tomando agua suficiente. Se deben beber 1,5 – 2 litros diarios. No es necesario, ni conveniente, beber más agua. Las bebidas isotónicas son de utilidad.
Otro factor que puede afectar la lubricación es un ambiente seco, bien sea por aire acondicionado ó por muy poca humedad (aviones) ó por sequedad climática. Existen medicamentos que provocan sequedad de la mucosa como los antihistamínicos, los antidepresivos y algunos antihipertensivos.

Evitar el aclarado de garganta y la tos continua.-
Aclarar la garganta y toser con fuerza son acciones traumáticas para las cuerdas vocales y deben evitarse en lo posible. Una de las causas más frecuentes de aclarar la garganta y de toser es el moco espeso adherido a las cuerdas (Suele ocurrir por las mañanas en casos de reflujo). La manera más segura y eficiente de aclarar la garganta es usando una tos productiva con un elevado flujo de aire con poco sonido. Esto se puede lograr siguiendo esta estrategia: respire lo más profundo posible, manteniendo la respiración por un momento, y produciendo una “A” silenciosa y forzada mientras se exhala el aire.

Dormir lo suficiente y evitar los gritos y las tensiones psicológicas.-
La voz es muy sensible a la falta de sueño. Esto es especialmente cierto en los cantantes. Dormir menos de 6 horas produce cansancio vocal y predisposición a las lesiones vocales. La falta de sueño es una causa importante para que los cantantes padezcan disfonía. Los gritos pueden producir lesiones del tipo de hemorragias o traumatismos que provoquen nódulos. La tensión psicológica aumenta el grado de contracción de las cuerdas y predispone a las lesiones.

Hablar poco en caso de laringitis.-
Cuando se tiene una inflamación de las vías respiratorias superiores (catarros) hay una congestión de la mucosa de las cuerdas que pueden producir hemorragias y otras lesiones estructurales si se usa la voz, incluso en tiempos limitados.

Buena salud general, ejercicio y alimentación equilibrada.-
El buen estado de salud general facilita una mayor resistencia al esfuerzo vocal. Una buena salud general y el ejercicio hace que se tenga una mayor capacidad pulmonar: el aire es la fuente de energía de la voz.

Acudir al Otorrinolaringólogo cuando haya disfonía de más de 15 días de duración.-
Las alteraciones de la voz que duran más de 15 días suelen reflejar una alteración estructural en las cuerdas vocales que es necesaria diagnosticar o antes posible por si oculta una lesión de importancia.

Requerimientos para una voz óptima.-

  • Usar una respiración honda y un buen soporte diafragmático.
  • Aprender a usar la voz con el menor esfuerzo y tensión posibles.
  • Hacer pequeñas pausas respiratorias cuando emitamos frases largas.
  • Mantener un patrón de fonación suave, continuo y con una articulación clara.
  • Relajar el cuello, la mandíbula y la cara cuando emitamos la voz.
  • “Colocar” la voz apropiadamente (Impostación vocal): hacer que el sonido vocal tenga la mejor resonancia.
  • Hablar a una velocidad normal.
  • Usar una buena entonación al hablar. Evitar el habla monótona, haciendo inflexiones.